Amazon continúa trabajando en su estrategia de cadenas de alimentos

Amazon continúa trabajando en su estrategia de cadenas de alimentos

Lunes 18 Junio, 2018
La compra de Whole Foods resaltó la necesidad Amazon de contar con ofertas en comida más atractivas y coherentes

Cuando Amazon anunció hace un año la compra de Whole Foods, los inversionistas se prepararon para un remezón en la industria. Incluso las acciones de compañías ligeramente relacionadas a los alimentos se vieron afectadas. Los expertos imaginaron una guerra de precios de supermercados y ver tiendas transformadas por los robots de Amazon. Algunos predijeron que Amazon llevaría las tiendas de Whole Foods a realizar pedidos y envíos mediante la web.

Las grandes expectativas que se tenían de Amazon esperaban un cambio en la experiencia de compra de alimentos. Lo que resultaría sorprendente sería que la empresa más ambiciosa del mundo tendría un impacto tan pequeño en el negocio de alimentos. Agregar Whole Foods a la oferta de Amazon hizo que sus demás propuestas de alimentos se vean disociadas. Además que las predicciones sobre el ingreso de Amazon al sector no se han cumplido aún.

Whole Foods ha cambiado poco. No hubo farmacias, centros de envíos de paquetes o supermercados automatizados. Lo que sí realizó Amazon fue reducir el precio de algunos productos, aun así Whole Foods sigue como uno de los supermercados con los precios más elevados del sector. Si la tienda sin cajero de Amazon es un adelanto del futuro que ve la compañía, Whole Foods es un reflejo de las menos imaginativas tiendas de alimentos en el presente.

Amazon trabaja con una importante ventaja: la lealtad de muchos clientes de Estados Unidos y su habilidad de ser paciente. Un estudio de Barclays Research encontró que un grupo reducido de entrevistados reportó mayores compras a partir de la compra de Whole Foods por parte de Amazon.

A diferencia de la mayoría de cadenas de alimentos, Amazon tiene la posibilidad de fallar y errar mientras continúa la búsqueda de la mejor estrategia. La compra de alimentos es una de las categorías de mayor gasto y la frecuencia de compra permite a los retailers tomar grandes partes del presupuesto familiar. Eso es música para los oídos de Amazon. Si pueden lograr, que así como es la primera parada para el comercio electrónico, ser la primera opción en alimentos en supermercados, Jeff Bezos habrá ganado otra vez.

 

18-06-2018 / GS1 Perú