Cinco claves para entender la logística en el comercio electrónico

Cinco claves para entender la logística en el comercio electrónico

Jueves 02 Agosto, 2018
Un mercado al alza, pero con una compleja operatividad es el paisaje del e-commerce, según un reciente estudio de un gigante de este sector.

La cadena de suministro está transformando sus procesos a golpe de clics. Una revolución, la del comercio electrónico o e-commerce, que requiere importantes cambios en el modelo logístico convencional y que Alimarket ha analizado en el informe ‘Logística para Ecommerce’. El estudio hace un análisis de la logística de los gigantes del e-commerce y explora estas cinco ideas.

1. Mercado en alza
De acuerdo a la información recabada, el almacenaje y logística especializada para e-commerce supera ampliamente los 150 millones de euros en cifra de negocio, con XPO, DHL e ID Logistics a la cabeza. Se trata de un mercado de amplio recorrido en el futuro, a tenor de los subidas a doble dígito del comercio electrónico, y con aún pocos operadores especializados. Es por ello que, por el momento, los pure players y marketplaces que trabajan optan por modelos de gestión interna de sus procesos, aunque otros como Zara o Media Markt han confiado ya parte de sus operativas online a dos de las líderes del sector.

2. Una compleja operativa
“Las soluciones logísticas para el ecommerce han de ser extremadamente flexibles para adaptarse muy rápidamente, e incluso adelantarse, a las necesidades cambiantes del consumidor final y al crecimiento inesperado de los volúmenes”, señala Ignacio de Lomas, responsable de desarrollo de negocio para el sector retail/ecommerce de DHL. Mayor número de pedidos que obliga a una elevada productividad en picking y preparaciones unitarias; promociones puntuales y alta estacionalidad, que generan tensiones del flujo; y constantes reducciones del lead-time son solo algunas particularidades a las que se enfrentan los operadores.

3. Debilidades: logística inversa y última milla
Un 35% de los pedidos online, especialmente en el sector textil, termina en devolución, y ello convierte a la logística inversa en uno de los puntos críticos de la cadena de suministro para los clientes de ecommerce. Y también en uno de los más gravosos, con apenas repercusión en el precio final y, por tanto, menores márgenes comerciales para el operador logístico.

En el otro lado, en el reparto final o última milla, con plazos de entrega cada vez más cortos y problemas a la distribución en algunas de las principales ciudades.

4. Necesidad de más espacio logístico dedicado
El impacto del comercio electrónico en el mercado logístico supuso que el 30% de las contrataciones de nueva superficie estuvieran relacionadas con este comercio. Y es que la logística para la venta online y sus particularidades, con la proximidad e inmediatez a la cabeza, están impulsando nuevas aperturas de plataformas y centros de distribución, con el fin de conformar una estructura ágil que garantice mayor productividad en la gestión y envío de los pedidos.

5. Equipamiento robotizado y nuevas tecnologías
Los almacenes dedicados a la logística para e-commerce habrán de contar con innovadores sistemas de almacenaje, programas de gestión de stocks y automatizaciones y, así, poder atender de manera eficiente y óptima a los incrementos, bajo la premisa de la optimización de la operativa.

02-08-2018 / GS1 Perú