CINCO CONSEJOS PARA ELIMINAR LOS HÁBITOS NEGATIVOS

CINCO CONSEJOS PARA ELIMINAR LOS HÁBITOS NEGATIVOS

Jueves 28 Junio, 2018
Implementar hábitos positivos es posible gracias a seguir buenas estrategias de conducta. Mira aquí las claves

Uno de los desafíos más grandes para muchos es cambiar las rutinas a sus hábitos personales. Ya sea para implementar un hábito positivo o buscar desecharse de uno negativo. Revisemos estos cinco consejos para lograr cambios que signifiquen beneficios personales.

  1. Repetir el hábito positivo al menos 30 veces. Los humanos necesitamos tener un evento repetitivo al menos 30 veces antes que se vuelva un nuevo hábito. Consideremos, por ejemplo, un ejecutivo que habla sin variar su tono de voz. Si  necesita adaptar su postura y tono para transmitir mejor su mensaje, debe practicarlo al menos en 30 oportunidades de manera intencional. Luego, el hábito permanecerá
     
  2. Interiorizar los beneficios positivos. El psicólogo Alfred Adler lo dijo de manera precisa: “Todos los comportamientos son gobernados por sus beneficios”. En nuestra vida diaria somos amables con otras personas porque recibimos el mismo rato. Nos ponemos reacios con otros porque buscamos determinada reacción. Así que si queremos adaptar un buen hábito u olvidar otro, necesitamos mirar dentro de nosotros y entender cuáles son los beneficios que recibiremos.
     
  3. Entender tus propios valores. Tus elecciones revelan tus prioridades y valores. Si buscas romper un mal hábito, empieza por entender qué es importante de ese hábito para ti. Usualmente escogemos el confort sobre realizar el cambio. “Elijo el confort sobre la incomodidad, así que no ejercito” debe ser reemplazado por “elijo vivir para ver a mis nietos, así que elijo ejercitarme para vivir saludable”.
     
  4. Optimizar tu entorno. Una manera rápida y efectiva para construir buenos hábitos es preparar un entorno positivo para que sean llevados a cabo. Así empezarás el cambio por espacios como tu casa, oficina, transporte, grupos de amigos, etc. Si las cosas o motivos que te retenían de avanzar ya no están, podrás escoger nuevas opciones para nutrir tu voluntad, determinación y mente.
     
  5. Agéndalo en tu calendario. Los hábitos se forman por la constante repetición una y otra vez. Cuando se toma la decisión de terminar un mal hábito o empezar uno nuevo, debes tener la intención. Para detener uno negativo, se necesita reemplazarlo por otro que sea positivo.

 

28-06-2018 / GS1 Perú