CUATRO SEÑALES DE ALERTA DE UNA CULTURA EMPRESARIAL TÓXICA

CUATRO SEÑALES DE ALERTA DE UNA CULTURA EMPRESARIAL TÓXICA

Jueves 28 Junio, 2018
Cuando una empresa está dañada puede comprometer a todos los trabajadores y eso se traduce en un mal desempeño en la organización

Una cultura empresarial tóxica puede matar rápidamente el futuro de una compañía. Los mejores empleados se irán alejando en tanto la situación empeore y los que se queden mostrarán poco interés en su labor, no harán más que lo mínimo para continuar en la empresa. Con el adecuado acercamiento, es posible revertir esta situación y recrear un ambiente positivo de trabajo. Identifiquemos cuáles son algunas de las señales de alerta al interior de la empresa.

Empleados desmotivados. Una señal clara de una cultura empresarial tóxica son los empleados desmotivados. Pueden estar presentes en el área de trabajo, pero no demuestran su presencia. Uno de los primeros pasos para solucionarlo, es mejorar el compromiso de los trabajadores mediante un cambio en la cultura y un reconocimiento realmente significativo. La comunicación es clave y es necesario conversar con los trabajadores.

Salen disparados de la empresa. Es sencillo ir al área legal o recursos a preguntar cuáles son las quejas de los trabajadores. Los acuerdos y las quejas son un indicador visible sobre lo que se necesita mejorar, pero no es la verdad completa. Sin embargo, la velocidad con la que abandonan las oficinas es otro indicador a tomar en cuenta. Si todos salen disparados a las 5 p.m., tienes un problema. Se visible, pregunta y muestra interés, así te formarás como un jefe que le importa lo que sucede.

Ansiedad e insatisfacción. Una cultura empresarial tóxica afecta a los trabajadores. Reportarán ansiedad y falta de motivación a lo largo de la organización, esto como resultado de la influencia de un mal ambiente en todos los empleados.  Primero es necesario aceptar que existe un problema en la cultura de la organización y comprometer a las partes responsables de realizar el cambio.

Alta rotación de personal. Otra señal importante de que las cosas van mal en una compañía es un elevado índice de rotación de trabajadores. Si la empresa está constantemente contratando empleados para las mismas posiciones, lo más probable es que sea el resultado de una mala administración. Primero se debe identificar dónde inicia el problema, corregirlo y convertirlo en un punto positivo en adelante para las nuevas contrataciones.

 

28-06-2018 / GS1 Perú