Doe Run podría tener una segunda vida como 'hub' logístico

Doe Run podría tener una segunda vida como 'hub' logístico

Jueves 03 Agosto, 2017
El Instituto de Ingenieros de Minas del Perú propone usar el centro metalúrgico como almacén para la minería del centro del país.

¿Una nueva salida para el complejo problema de Doe Run? Víctor Gobitz, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), propone una: aprovechar la infraestructura y ubicación estratégica de La Oroya en caso de que la refinería no halle compradores. Compartimos un fragmento de la entrevista que se publicó en El Comercio.

¿Cuál es su opinión respecto a la venta de Doe Run?
Allí hay opiniones divergentes y diré por cuál me inclino. El Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) era parte de un complejo minero-metalúrgico formado por seis minas. Cuando se toma la decisión de privatizarlas, en los 90, todas tuvieron éxito por separado pero el CMLO no. ¿Y por qué no? Porque es un eslabón clave pero necesita las minas. Lo que pasa es que la metalurgia forma parte de la cadena posterior a la minería. La rentabilidad de una mina es mayor que la de una refinería, y eso rompe el mito de que producir el metal genera más valor agregado.

¿Cuál es la solución?
Más sencillo que conseguir un comprador, es conseguir un operador. Eso significa darle el CMLO a alguien para que lo opere y actualice sus estudios ambientales. Entonces el estado tendrá una situación real de cuánto cuesta la adecuación y verá si el negocio es rentable. La Oroya tiene ubicación logística privilegiada: tiene energía, agua, una red ferroviaria, campamento, talleres. Podría hacerse una reconversión de La Oroya en un 'hub' logístico.

¿Usarla como 'hub' en vez de cómo urbe metalúrgica?
Por ejemplo, en esta última crisis de El Niño, Buenaventura se preparó y no sufrió. Pero hubo minas del centro que debieron parar producción. Si La Oroya hubiera sido un 'hub' logístico con gran área de almacenamiento de combustibles, repuestos e insumos químicos hubiera permitido operar a las minas y depositar sus concentrados en La Oroya. La ubicación de La Oroya está diseñada para atender a toda la minería del centro, entonces no hay que descartar si el operador-comprador ve que no es un negocio metalúrgico, darle una segunda vida convertida en un 'hub' logístico.

Si a las empresas mineras les va bien este año, ¿eso significa que el canon aumentará?
Así es. Pero hay un tema penoso, que el actual sistema de distribución del canon ha generado un nivel de corrupción muy alto. Allí hay un debate de cómo mejorar los controles para que estos fondos generados por la renta minera (50% del IR) se conviertan en infraestructura permanente y bienestar para la población cercana al proyecto.

03-08-2017 / GS1 Perú