“El Código de Barras da Identidad a nuestros coleccionables”.

“El Código de Barras da Identidad a nuestros coleccionables”.

Viernes 25 Octubre, 2013

El Comercio, el decano de la prensa nacional, lleva a cabo desde hace más de una década una de las más populares y efectivas estrategias de fidelización: sus coleccionables.  Con un promedio de ocho coleccionables semanales, en la siguiente entrevista, Luis Fernando Morales Ramírez, asistente de Proyectos Optativos de la Empresa Editora El Comercio, conversa con GS1 Perú sobre cómo el código de barras les permite gestionar sus procesos logísticos y cómo impacta en sus lectores.

-¿Desde qué año sus coleccionables utilizan el código de barras?

Los coleccionables del diario El Comercio tienen código de barras desde su primera edición, es decir desde el año 2000. Cuando se trata de libros lo tramitamos en la Biblioteca Nacional y es el ISBN (International Standard Book Number), sistema internacional de numeración de libros. Cuando nos referimos a cupones y otras publicaciones, hasta juguetes, el código de barras es el estándar internacional que lo otorga GS1 Perú. Es decir todos nuestros productos tienen códigos de barras, incluyendo las promociones de descuento. Su uso le da a nuestros productos “identidad”, es decir que ante un sistema de scanners puede ser fácilmente identificado.

-¿Cuáles fueron los criterios por los que decidieron optar por un sistema de codificación e identificación?

Consideramos que los códigos de identificación son importantes por un tema de control y de orden en los procesos. Nuestras colecciones se distribuyen a nivel nacional y eso hace necesario que los productos estén identificados y que su lectura sirva tanto para nosotros como para cualquiera que lo necesite. Particularmente el cupón de descuentos nos sirve para activar promociones en los supermercados o tiendas donde tienen un control sistematizado. Por ejemplo, las cadenas de supermercados pasan el producto por el scanner para identificarlos y luego pasan el código de descuento con el que se asocian los productos y el cupón dando como resultado un descuento automático en la caja.

-¿Cuál fue el impacto en sus procesos de producción, distribución y logística, antes y después de la aplicación del código de barras?

A grandes rasgos puedo decirles que nos facilitan las tareas de identificación de productos y la de distribución, esta última en nuestra área de circulación. Los supermercados y las tiendas que cuentan con un sistema de reconocimiento de códigos mediante scanner necesitan que los productos cuenten con códigos de barra.  En ese sentido es tan necesario como obligatorio.

-Respecto a sus consumidores, ¿Con el código de barras qué información obtienen de sus lectores y que mejoras o innovaciones les ha permitido realizar?

Lo que hemos percibido de nuestros consumidores es que un producto con código de barras transmite seguridad. Ellos ven un producto que pertenece a un “sistema”, funcione o no en el lugar donde lo están adquiriendo. Pero debo destacar también que todavía muy pocas personas conocen su función, creo que más conocido y masificado es el QR, aunque las funciones son diferentes.

-La introducción del sistema de codificación, ¿significó algún cambio o inversión en infraestructura, personal, procesos, etc.?

Trabajar con códigos de barras no ha significado un nuevo proceso porque desde que se creó el área de Proyectos Optativos se ha utilizado. Además es una buena práctica de parte de esta gran empresa adoptar los mejores sistemas existentes. Cuando hay un nuevo colaborador que va estar involucrado en este trabajo, recibe una capacitación sobre cómo solicitar los códigos, los procesos que seguimos para obtenerlos y asignarlos y los alcances que tienen. Saber el porqué de un proceso y como se desarrolla nos permite comprender cada paso que damos y mejorarlo.

-¿Cuántos códigos han utilizado hasta ahora y para qué productos además de los coleccionables?

Dentro de nuestra área los utilizamos para los coleccionables, para los gadgets, libros (ISBN) y cupones de descuento. Hay otras áreas que utilizan los códigos para promociones especiales como cupones de sorteo, etc.; pero eso está fuera de nuestro alcance ya que cada área es independiente. En cuanto a la cantidad de códigos que hemos trabajado en nuestra área es enorme, porque siempre sacamos colecciones y cada producto cuenta con un código. Aproximadamente tenemos ocho colecciones semanales, entonces uno se puede imaginar la cantidad de códigos que generamos en un solo mes y ni hablar de los que tenemos en un año.

-¿Algo más que agregar sobre el tema?

Debo destacar que para nosotros es muy importante contar con un sistema de identificación y cumplir con las exigencias del mercado. Los códigos nos facilitan estas tareas tanto para proveernos de los mismos como para alcanzarnos referencias en caso tengamos alguna duda sobre el tipo de código que requerimos en algún momento (de producto o de promoción). El contacto que tenemos con GS1 nos facilita muchísimo el trabajo pues siempre están dispuestos a orientarnos sobre el tema.