Jueves 08 Febrero, 2018

Javier Salinas es director de Emprende UP, el centro de emprendimiento e innovación de la Universidad del Pacífico (UP), y es el encargado de organizar el evento internacional Lima Fintech Forum, además de apoyar a los emprendedores locales a conseguir inversionistas. El economista, licenciado por la UP y con estudios de especialización en Banca de Inversión en Alemania y Suiza, conversó con nosotros sobre la importancia de las fintech para la economía nacional y sus alcances que van más allá del sector financiero y pueden ayudar a cualquier compañía a innovar.

Fintech es un concepto reciente en nuestro medio, ¿cómo adopta el ecosistema emprendedor local esta tendencia?
Fintech es la unión de dos palabras que son financial technologies. Los emprendedores de fintech usan la tecnología para brindar servicios financieros puntuales, servicios que los bancos u otras instituciones financieras proveen de manera tradicional. En el Perú el tema fintech recién está comenzando, tenemos algo de 22 fintech operativas y un crecimiento positivo gracias a la iniciativa Lima Fintech Forum que lanzó la UP, y que congregó a importantes representantes del sector tecnofinanciero internacional.

¿Cómo ha respondido el sector financiero y económico a la innovación de estos emprendedores?
Hemos podido involucrar e interesar a las entidades del Gobierno como el Banco Central de Reserva del Perú, el Ministerio de Economía (a través de la Dirección de Mercados Financieros), la Superintendencia de Mercado de Valores, y la Superintendencia de Banca y Seguros, a tomar un rol muy proactivo con los emprendedores y las instituciones. Además de firmas internacionales como Visa, Accenture, R3 e IBM.

¿Cuáles son y qué actividades realizan las fintech nacionales en nuestra economía?
El fintech tiene varios frentes que tocar. Tenemos transferencias y plataformas de pago como Culqi, Yape, o Bim. Fintech de pronósticos financieros como Riso y Laudox. Para cambios de moneda como Kambista y Rextie. En la promoción y educación sobre ahorro tenemos a Tasatop. Tenemos muchos más ejemplos locales de fintech exitosas como HelloZum, Segurosimple y Comparabien, entre otros emprendimientos en diversos frentes.

El tema de fintech está empezando en Perú y está empezando bien. Creo que todavía tenemos espacio para hacer mucho más, pero en general en América Latina las verticales que estamos tomando son muy parecidas en todos los países de la región. Y son distintas a lo que sucede en Asia, Europa y Estados Unidos, por temas de regulación.

¿Cómo aportan estos emprendimientos a la economía nacional?
Las fintech son muy importantes, por ejemplo tenemos a Agente Cash que permite a las personas que viven en zonas alejadas (donde no hay agentes ni cajeros) poder pagar sus servicios mediante SMS, sin necesitar un smartphone. Hoy día en el Perú, con emprendedores peruanos, es posible que se incluya financieramente a poblaciones marginales. TasaTop lleva un proceso de educación financiera sobre los beneficios del ahorro, además de promover una oferta sana entre las entidades que ofrecen las tasas de ahorros. Hay inclusión, educación y resalto que todas las fintech nos llevan a ser formales porque todas necesitan un registro financiero de sus operaciones.

¿Cuál es la proyección para este sector tecnofinanciero de innovación en nuestro mercado?
Las corporaciones están empezando a invertir en el emprendimiento e innovación porque entienden que no todas las empresas pueden montar un laboratorio de innovación. Entonces miran al ecosistema emprendedor, observan qué opciones hay y ven en qué emprendimiento invertir y adoptar para hacer más eficiente sus procesos, servicios o mejorar un producto. El fintech no es solo para servicios financieros. Entonces, hoy día todas estas plataformas de préstamos, crowdfunding, scoring, etc., pueden ser una marca blanca para los corporativos de empresas logísticas, retail, entre otras que quieran innovar.

¿El Perú es un país atractivo para las inversiones en tecnología financiera?
Si lo comparamos con otros países de la región, somos los más pequeños a nivel de la Alianza del Pacífico. Sin embargo, somos un país y una plaza muy interesante para el fintech. En el Perú, la libertad monetaria y el uso del dólar son características que lo vuelven muy atractivo para invertir en plataformas de pago entre otros servicios. Las inversiones vienen de otros países como EE.UU. o Europa a nuestro país por la facilidad de usar una moneda extranjera en nuestro mercado.

 

08-02-2018 / GS1 Perú

Educación Estratégica