Jueves 12 Octubre, 2017

Los hospitales en el país con la economía más grande del mundo, Estados Unidos, están gastando alrededor de $10 millones de dólares anuales de más en la cadena de suministro. En el estudio de Navigant, que evaluó 2,300 hospitales y sus presupuestos, se encontró que los proveedores podrían reducir sus presupuestos en un total de $23 millones, o en $10 millones de manera anual.

Esto representaría un ahorro del 18% en presupuestos. Si consideramos que la cadena de suministro se traduce en el 30% del presupuesto de operaciones en un hospital, debajo del costo de persona. En este caso el 18% es un monto significativo en ahorros.

Lo que el estudio halló fue una oportunidad en ahorrar costos en áreas donde los precios pueden variar de manera significativa. Por ejemplo, piezas ortopédicas, marcapasos, servicios de alimentaciones, limpieza y otros servicios de este tipo. Según Rob Austin, director asociado de Navigant, los precios de un marcapasos pueden ir desde $9 mil dólares a $21 mil dólares.

Los representantes de los proveedores suelen contactar de manera directa con los médicos o trabajar con ellos en estudios. Así como los representantes farmacéuticos, que en muchos establecimientos ya han sido excluidos de las oficinas de los doctores, el estudio ha encontrado proveedores que ofrecen productos a menor costo pero que no cuentan con el marketing ni el presupuesto de marcas más grandes. Se estima que la diferencia en costos es de un 20% o 30% menor.

Otro factor importante en los grandes presupuestos de los hospitales norteamericanos es la falta de una oficina de cadena de suministro en el establecimiento.  Existe la necesidad de contar con un administrador experimentado que pueda conseguir buenos contratos, mantener comunicación con los doctores, participar en las reuniones de planeamiento y llevar un registro del gasto. 

12-10-2017 / GS1 Perú

Educación Operativa