Lunes 29 Octubre, 2018

Antes, implementar la trazabilidad de un alimento tardaba dos semanas de trabajo. Hoy es posible lograrlo en menos de tres segundos gracias a la tecnología blockchain. Estos y otros muchos beneficios son reales con la llegada de este sistema a la región y al Perú de la mano del proyecto IBM Food Trust.

Martin Hagelstrom, Blockchain Leader para América Latina, detalló en la XXIII Expogestión que IBM Food Trust es un proyecto que iniciaron hace 18 meses con Walmart, donde el gigante del retail es un participante más. “Esto va creciendo muchísimo a medida que distintas organizaciones que a veces compiten entre ellas, van sumando a sus proveedores”, sostuvo el ejecutivo durante el evento.

El 2006, un brote de la bacteria E. coli relacionado al consumo de espinaca asoló Estados Unidos. Fueron tantos casos e incluso pérdidas humanas, que los retailers se vieron forzados a prohibir la venta de espinaca y sacar de góndola dicho alimento. Dos semanas tardaron las empresas en realizar la trazabilidad para ubicar el lote de espinaca contaminado, pero eso no fue lo peor, pues siete años demoró la venta de espinaca en regresar a su nivel de consumo antes del incidente.

“Una vez que los datos están en la red, pasamos de una búsqueda que hoy tarda entre una y tres semanas a una búsqueda que tarda un par de segundos”, señaló Hagelstrom. Así, en tan breve tiempo, es posible conseguir información sobre quién produjo el lote, por qué centro de distribución pasó, quién lo transportó y en qué tiendas se encuentra determinado lote.

En Perú, IBM Food Trust viene trabajando con diversas empresas que aún no están formalmente en la red y también con proveedores de Nestlé que sí la integran. Martín Hagelstrom recordó que “no es que cuando se junten proveedores peruanos se formará una red local, la red es una sola y es global”.

Los beneficios del blockchain no son únicos. Está la transparencia, visibilidad y confianza en la cadena de suministro. Esto puede generar mayores exportaciones, clientes en el exterior, entre otros beneficios. Además, desde el punto de vista del consumidor, podrían pagar un precio mayor por un producto seguro y altamente confiable. Tenemos también que ante un problema de salud por contaminación de alimentos, se puede reaccionar en cuestión de segundos y salvar vidas.

 

29-10-2018 / GS1 Perú

Educación Estratégica