La falta de tiempo: un factor para ofrecer compras más ágiles

La falta de tiempo: un factor para ofrecer compras más ágiles

Viernes 06 Julio, 2018
Integrar canales de venta y ofrecer experiencias de compra más personalizadas son factores para triunfar en el retail actual.

La irrupción de nuevos canales de venta y la evolución de los hábitos de compra, ambos empujados por el desarrollo tecnológico, están detrás de un fenómeno que marca un punto de inflexión en el sector minorista. La consultora Prodware recoge en el estudio “El nuevo consumidor digital de retail” el espíritu del nuevo consumidor digital.

Los consumidores establecen ahora el ritmo de los cambios. La falta de tiempo libre lleva a los clientes a exigir procesos de compra más ágiles y experiencias de cliente superiores. El consumidor actual es impaciente, quiere acceder a los productos o servicios cuando los necesita y poder comparar entre las diferentes alternativas de la forma más sencilla y rápida posible. Para no perder tiempo, utiliza el canal que más le conviene en cada momento porque es el que mejor satisface sus necesidades con el coste de tiempo más razonable.

Para hacer frente a los cambios del sector, Prodware propone tres estrategias:

Adaptar el modelo de negocio: Para satisfacer al cliente, mantener la competitividad de la compañía y sobrevivir en un entorno cada vez más complejo, los retailers deben transformar el punto de venta físico introduciendo tecnología digital y el punto de venta digital con la personalización propia del canal offline.

Crear experiencias de compra diferenciales: Ofrecer experiencias en tienda que proporcionen un valor añadido, como catas de productos o talleres, y aprovechar las innovaciones tecnológicas (probadores inteligentes, por ejemplo) resulta indispensables para volver a atraer a los consumidores a los establecimientos.

Integrar los canales de venta: La omnicanalidad se ha convertido en uno de los elementos principales en el diseño de experiencia de compra y recorridos de cliente. Pero ofrecer una experiencia homogénea entre todos los canales no solo mejora la satisfacción del cliente, sino que ayuda a simplificar y optimizar la gestión interna. Por ejemplo, integrar las existencias permite evitar roturas de stock y facilita la trazabilidad de los productos.

 

06-07-2018 / GS1 Perú