La gran batalla del e-commerce contra los empaques inútiles

La gran batalla del e-commerce contra los empaques inútiles

Martes 07 Agosto, 2018
Los sectores de logística y distribución alimentaria tienen un reto: quitar los embalajes en la venta y transporte de los productos.

En Ruanda hace años que las bolsas de plástico están totalmente prohibidas. Cuando uno llega al aeropuerto de Kigali, la capital, lo primero que hacen en el control de seguridad es abrirle la maleta para comprobar que no hay bolsas en el interior y si encuentran alguna, la retienen.

La mayor cantidad de países está aún a años luz de vivir sin plásticos, aunque los sectores más implicados, es decir, distribución y logística, están dando pasos para reducir su uso.

Parte del problema somos nosotros: las bolsas de la compra, las que usamos para pesar la fruta y la verdura, las de la basura. “El 25% de los residuos domésticos son envases y el 70% de ellos son de productos de alimentación”, señala en este artículo de El Mundo Daniel de la Torre, gerente de UNO, la patronal de logística y transporte.

El problema, señalan los expertos, es el llamado packaging: el plástico o cartón que envuelve los productos que compramos y que sirve para proteger nuestras compras cuando las pedimos online y nos las traen a casa. “El reto es eliminar el embalaje que no aporte ningún valor añadido en el transporte o venta y dejar el que se pone para proteger”, señala De la Torre.

¿Podría, por ejemplo, Amazon eliminar el empaquetado en los productos que envía? “Es muy difícil sustituirlo, pero sí se puede reducir al estrictamente necesario para proteger el producto”, dice. Evitar, reducir y reutilizar. Ese será el futuro. “Los mayores despilfarros se producen en la logística inversa: cuando al cliente le llega el producto y lo devuelve. Hay gente que se compra dos tallas y luego devuelve la que no le queda bien”, dice el gerente de UNO.

La solución a eso, según plantea, podría ser generalizar las taquillas en las tiendas (que algunas cadenas como Inditex ya tienen) para que el consumidor pueda recoger el producto directamente, sin embalajes. El sector de la distribución alimentaria (otro de los que más plástico utiliza) también está haciendo cambios.

El problema en las tiendas, explican fuentes del sector, “está sobre todo en las bolsas que usamos para pesar la fruta o la verdura, que son de un solo uso”, aunque en España ya hay algunas tiendas de venta a granel donde, como en Francia, el consumidor lleva sus bolsas de tela o sus tarros de cristal.

 

 

07-08-2018 / GS1 Perú