La tienda del futuro no tiene personal, pero sus cámaras lo ven todo

La tienda del futuro no tiene personal, pero sus cámaras lo ven todo

Martes 03 Octubre, 2017
La compra de comestibles está a punto de recibir un gran impulso gracias a la inteligencia artificial.

Los puntos de venta se están volviendo autónomos. El establecimiento de demostración de Standard Cognition, en Estados Unidos, identifica a cada usuario y acierta con un 98% de precisión los productos que ha cogido, incluso si intenta esconderlos debajo del abrigo.

Despídase de los escáneres de autopago de su tienda local que fallan más que una escopeta de feria. La compra de comestibles está a punto de recibir un gran impulso gracias a la inteligencia artificial.

En una tienda prototipo en California (EEUU), el usuario agarra una cesta de plástico, la llena mientras camina por un pasillo lleno de todo tipo de cosas: Doritos, jabón de manos, Coca-Cola, etcétera, y camina hacia una tablet que hay junto a la puerta. La pantalla muestra una lista con todo lo que hay en la cesta y cuánto se debe. El usuario paga y se va.

Esta tienda es en realidad el espacio de demostración de una start-up llamada Standard Cognition, que utiliza una red de cámaras y visión artificial así como técnicas de aprendizaje profundo para crear una experiencia de pago autónomo.

El cofundador y director de operaciones de Standard Cognition, Michael Suswal, explica que la compañía espera implantarlo en una tienda, ya sea de un socio o de la propia empresa, en seis meses, lo más probable es que en el área de la Bahía de San Francisco (EEUU). Y aunque la aplicación para tablet de la empresa actualmente da instrucciones para pagar, cree que una aplicación para smartphones también podría permitir el pago automático.

Si esto suena familiar es porque el gigante de la venta al por menor en línea Amazon está ejecutando una prueba beta privada en una tienda en Seattle (EEUU) para un proyecto muy similar, Amazon Go. Una start-up con sede en Estocolmo (Suecia) llamada Wheelys está probando una tienda similar en China. Esto estimula al equipo de Standard Cognition, ya que parece validar la idea de que este tipo de experiencia de compra, aunque todavía solo esté en fase experimental y que tal vez sea algo que algunas personas encuentren espeluznante, podría ser un día un gran negocio.

El también cofundador e ingeniero de la empresa, Brandon Ogle, dice que la clasificación de artículos en la tienda de demostración actualmente acierta el 98% de las veces. Standard Cognition está trabajando en ello, enseñando a sus computadoras a identificar más productos. Ogle afirma que cuantos más artículos añade, más preciso se vuelve.

03-10-2017 / GS1 Perú