Jueves 25 Enero, 2018

El último informe del BBVA Research “Situación Perú, primer trimestre 2018” sorprendió con la reducción en la estimación del crecimiento del PBI de 3.9% a 3.5%. Conversamos con Hugo Perea, Economista Jefe del BBVA Research, sobre el detalle de los cambios que han afectado las proyecciones y qué factores determinarán el crecimiento de nuestra economía este 2018.

¿A qué se debe la estimación del 3.5% del crecimiento del PBI?
En octubre publicamos 3.9% y ahora estamos esperando un 3.5%. Básicamente la reducción se explica por el mayor ruido político. Ha sido un entorno de algo más de incertidumbre, por lo tanto hay más cautela por el lado de la inversión y, eventualmente, también por el lado del consumo. El otro elemento es que la expansión del gasto público que anticipábamos en octubre va a ser menor  porque se han presentado retrasos en las obras de reconstrucción. Y entonces hemos revisado a la baja ese concepto.

¿La reconstrucción es entonces uno de los principales elementos a la reducción en la estimación de crecimiento?
El primer elemento que explica el recorte en nuestras previsiones de 3.9% a 3.5% es la elevación del ruido político que ha inducido a un escenario de mayor incertidumbre y eso afectará principalmente a la inversión privada. El segundo elemento es una expansión fiscal más lenta que la estimada hace tres meses. En particular las obras vinculadas a la reconstrucción de la infraestructura dañada durante el niño costero, que viene de manera más lenta. Se han presentado fricciones en la ejecución del gasto, y eso hemos incorporado en nuestra previsión actual.

Sobre el crecimiento del PBI en términos generales, ¿continúa la minería con buena proyección para este año?
Sí, seguimos viendo todavía dinamismo de la minería metálica en particular. Pensamos que va a crecer por encima del 5%. Todavía vemos expansión en la producción de cobre y también expansión en la producción de oro. Así entonces la minería metálica en nuestro país se perfila para un crecimiento por encima del 5%.

¿Qué grandes proyectos veremos para la inversión privada este año?
Mina Justa es uno de los proyectos que se van a empezar a desarrollar. Y estamos a la espera de lo que ocurra con la licitación de Michiquillay, que es el proyecto más grande que va a concesionar Proinversión.

¿Cómo ven al Perú desde el extranjero para realizar inversiones durante este año?
Todavía la percepción de Perú es bastante positiva, eso se comprueba cuando miras la demanda que hay por los bonos soberanos, los bonos del Gobierno peruano. En estos primeros días del año ha habido mucho interés por parte de inversionistas internacionales. Más allá del ruido político, la economía peruana sigue exhibiendo fortalezas macroeconómicas que la ponen en una situación favorable respecto a otras economías emergentes o de la región. El otro tema es que vemos un tipo de cambio bastante estable, incluso con alguna tendencia a la baja. Los activos financieros peruanos y la moneda te están diciendo que desde el punto de vista del inversionista extranjero, Perú sigue siendo una plaza atractiva.

Considerando el ruido político actual y las estimaciones presentadas, ¿a qué factores debemos estar atentos para seguir de cerca el crecimiento de nuestra actividad económica este año?
Lo que se espera es que haya más distención en el lado político. Que se puedan llegar a algunos acuerdos, plantear una agenda mínima para aprobar algunas medidas que se requieren para acelerar el crecimiento económico. Eso sería lo ideal. Aún no se sabe cuál va a ser el desenlace de las tensiones políticas que vimos a finales del año pasado y principios de este. Es verdad que estos días hemos visto cierta calma. Pero mirando hacia adelante, hay que estar a la expectativa de ver si puede presentarse un mayor entendimiento y en ese contexto se aprueben medidas para que la economía recupere dinamismo.

 

25-01-2018 / GS1 Perú

 

Educación Estratégica