Lunes 29 Octubre, 2018

Los modelos mentales, que son la forma como actuamos o explicamos según nuestra percepción, son un factor importante que muchas veces dejamos de lado en la administración en general. Pensar diferente la cadena de suministro y mejorar nuestros modelos mentales, esa es la propuesta de Brad Morrison, Ph.D. del Massachusetts Institute of Technology (MIT), expuesta en la más reciente edición del Expogestión.

Cambiar nuestra forma estática de analizar lo que sucede. Pasar de concentrar la atención en cómo debemos hacer las órdenes o cómo implementar un nuevo sistema, a pensar en dinámicas tomará tiempo. Para Morrison, tomará también esfuerzo extraer modelos de comportamiento y volcarlos a gráficas para los productos que estamos interesados en mejorar en nuestra cadena de suministro.

“Cambia tu marco, tu definición de problema de uno estático a uno dinámico. Permitirá abrir una manera diferente de pensar las cosas”, aseguró Brad Morrison. Además, a la fuerte inversión realizada en modelos de cadenas de suministros que apuntan a controlar la incertidumbre del mercado y la complejidad del mismo, es importante incorporar el comportamiento humano.

Para Morrison las personas no siempre actúan de una manera enteramente racional, pero actúan de una forma ligada a lo racional desde su punto de vista. Es decir, actúan como les parece que es lo adecuado desde su perspectiva. Así que la mayoría de problemas en los negocios, y en buena parte la sociedad, surgen del hecho que los modelos mentales que empleamos para controlar alguna situación no concuerdan con la complejidad dinámica de las situaciones.

Entonces es clave incorporar y expandir los límites de nuestras formas de modelos, ya sean mentales o formales. Incluir las reacciones de nuestra base de clientes, tener presente la manera en que nuestras acciones van a influenciar en la demanda.

 

29-10-2018 / GS1 Perú

Educación Estratégica

Educación Operativa