Jueves 10 Mayo, 2018

Las recientes declaraciones del Presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, sobre la evaluación para incrementar la recaudación del Estado mediante el aumento de tasas del impuesto selectivo al consumo (ISC) y la revisión de las exoneraciones tributarias a las universidades privadas ha provocado que diversos sectores empresariales se pronuncien al respecto. Para tener mayor detalle de estas propuestas, conversamos con el especialista en gestión pública Flavio Ausejo, máster en Políticas Públicas para América Latina por la Universidad de Oxford y máster en Regulación de Servicios Públicos por The London School of Economics.

¿Qué comprende el plan de reactivación económica?
El plan de reactivación está contenido y planteado en el marco macroeconómico multianual. Ahí es donde está esbozado lo que el ministro de Economía tiene planteado hacer. Cuando vemos lo que corresponde a medidas de administración tributaria, lo que se está buscando es que todo lo que signifique recaudación funcione mejor.

¿Qué aspectos comprende?
El que ha sido más difundido es el lineamiento del ISC de externalidades, pero también está otro tema como la mejora en el sistema de detracciones. También habla sobre la fiscalización y la transparencia internacional, que es hacer un poco más visible la acción de la Sunat a nivel de transparencia. Otro punto es el fortalecimiento de las acciones para la recaudación tributaria. En este punto se habló sobre las medidas para combatir la elusión tributaria. Deben verse los mecanismos para que esto no siga ocurriendo.

También se habló de revisar las exoneraciones a las universidades
Dentro de tratar de ampliar la base tributaria, está la idea de hacer que las universidades tributen. Lamentablemente nuestro sistema universitario está un poco distorsionado, pues la autorregulación que se hacía a través de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) fracasó. Y la creación de Sunedu, con programa de licenciamiento, pone en evidencia la cantidad de universidades con bajos estándares. Se quiere que paguen impuestos porque básicamente se han convertido en negocios. Lo que paga el estudiante no tiene una contraprestación que tenga los criterios mínimos de calidad.

¿Resultarían afectadas las pensiones de los estudiantes?
Si tú eres una empresa, evidentemente el pago de los impuestos se los vas a pasar a los alumnos. Las universidades negocios tienen niveles de rentabilidad por encima del que deberían tener, entonces deben pagar impuestos. Es controversial porque no sabemos qué sucederá con las universidades que sí reinvierten todos sus ingresos.

Sobre el ISC, ¿a qué respondería este aumento?
Lo que están diciendo es que el ISC está asociado a externalidades, que significa que el precio no está reflejando claramente el costo de servicio por el producto. Lo que están diciendo es que el ISC debería agravar aquellos productos que generan problemas de salud. La idea es afectar a los productos que tienen un efecto de externalidad negativa. El cigarrillo como las bebidas azucaradas provocan problemas de salud que terminan haciendo carga al sistema público de salud.

Además del tema salud, ¿existe otro motivo?
Debemos de tener en cuenta que en nuestro país la principal fuente de ingreso son los impuestos indirectos. Porque hay muy poca gente que paga impuesto a la renta, los impuestos directos. Son solo un millón de personas de toda la base tributaria. Entonces por eso es que el viceministerio, en el esfuerzo de poder tener un incremento en la recaudación, está yéndose hacia aquellas fuentes de ingreso que pueden tener efectos inmediatos en la recaudación.

También se habló de la reducción del gasto corriente en el Estado
Se ha cortado gasto corriente que es básicamente contratación de personal CAS y por locación de servicios. Pareciera que es una buena idea, pero parte del supuesto que todo funciona bien y que el Estado está presente en todo el territorio. Y una de las cosas que sabemos bien es que fuera de Lima en muchos sitios falta Estado. No hay suficientes policías, comisarías, médicos, etc. Esta reducción podría provocar que no haya capacidad de despliegue del Estado.

¿Es el camino adecuado concentrar esfuerzos en la promoción de inversión pública?
Como no hay inversión privada, porque no tenemos megaproyectos y proyectos en general tampoco hay, además están los efectos de Lava Jato y el club de las constructoras. Esto ha provocado que en la práctica se tenga la necesidad de inyectar recursos a través de inversión pública. Lo que estamos viendo es tratar de reiniciar este círculo virtuoso donde la inversión pública mueve la economía y genera un primer soporte. Y con la generación de las señales positivas entra la inversión privada.

 

10-05-2018 / GS1 Perú

Educación Estratégica